blog
Las nuevas leyes que han entrado, o están previstas que entren, en vigor en los próximos años van encaminadas hacia un modelo de sostenibilidad. Muchos hoteleros de Baleares estaban encaminados hacia esa dirección, pero las nuevas leyes provocarán que se aceleren algunos planes y estrategias. Estamos hablando del Plan de Circularidad que fue aprobado en el Decreto-Ley 3/2022, de 11 de febrero. 

Pero ¿qué es un plan de circularidad?
Es un documento donde se reflejan medidas orientadas a promover un nuevo modelo de producción y consumo donde los productos, materiales y recursos puedan permanecer en la economía el mayor tiempo posible. 

¿Qué objetivos persiguen estos Planes de Circularidad?
1.- La reducción al mínimo de la generación de residuos. 
2.- El aprovechamiento al máximo de los materiales y productos. 
3.- Favorecer y potenciar un modelo de economía sostenible, descarbonizada, eficiente en el uso de los recursos y competitiva. 

Pero detallando algo mejor estos conceptos, lo que se busca es conservar y mejorar el capital natural de que disponemos simplemente haciendo un uso eficiente y responsable de los recursos naturales.  La formar de conseguirlo es haciendo que los materiales utilizados tengan el ciclo de vida más largo posible, pudiendo ser reutilizados el mayor número de veces posible. Se pretende promover la eficiencia del sistema y favoreciendo las sinergias entre todas las partes del proceso. 

Todos los planes tienen que perseguir un objetivo claro: La sostenibilidad en todas sus vertientes. Especialmente las que atañen a la vertiente económica, medioambiental y social. En el Decreto se hace hincapié en las medidas que atañen a la circularidad del agua, energía, alimentos, materiales y residuos.

Se pretende que estos planes contribuyan a la restauración del ecosistema y del sistema económico y social mediante el ecodiseño de productos y servicios, la introducción de nuevas tecnologías limpias y/o la optimización de los procesos de producción y consumo. Otros de los objetivos fundamentales el conseguir el compromiso de las empresas turísticas a aumentar continuamente la eficiencia de la gestión de los recursos para desvincular el uso y el consumo de recursos del crecimiento económico. Mejorar la competitividad del turismo mediante la reducción de los costes de explotación, la oferta de productos y servicios innovadores y respetuosos con el medio ambiente, la atracción de talentos, el fortalecimiento de las relaciones con las partes interesadas y/o la fidelidad a la marca.

El resto de los objetivos que se pretenden conseguir son: Promover la reducción de las actividades turísticas para mejorar la viabilidad económica y social del turismo. Reducir la huella ambiental del turismo en cuanto al carbono, consumo de agua y energía. Así como los riesgos asociados a una economía lineal, y las pérdidas y el desperdicio de alimentos y materiales en la cadena de producción y consumo. Y por supuesto, minimizar los riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

¿Qué supone para las empresas del sector turístico implicadas? 
Los alojamientos hoteleros, apartamentos turísticos y alojamientos de turismo deberán elaborar su propio plan de circularidad. Un documento que recoja cuáles serán las medidas y planes de acción para incorporar pautas de planificación, consumo y producción y compromiso circular en sus estrategias. Estos planes deberán contener una evaluación circular y de planificación circular. 

¿Cuándo se debe haber elaborado el primer plan de circularidad? 
Los plazos máximos que se manejan para los alojamientos turísticos con categorías mínimas de cuatro estrellas o de cuatro claves: 1 de mayo de 2023. 
Mientras que el resto de alojamientos turísticos sujetos deberán tenerlo para el 1 de enero de 2024.

¿Qué sanciones se podrán aplicar?
Se contemplan infracciones leves, graves y muy graves. Las sanciones económicas podrán ir desde los 40.001 a 400.000 euros, con algunas especificidades. 
Además, como medidas adicionales también se contempla la suspensión temporal del ejercicio de actividad de la empresa o del ejercicio profesional, la revocación de la habilitación otorgada por la administración turística o la pérdida de los efectos de la declaración responsable de inicio de actividad turística o la clausura temporal o definitiva del establecimiento.


Sin duda unos cambios que situarán a Baleares en la cabeza del turismo sostenible, pero que traerán importantes retos a las empresas turísticas. Por supuesto, Grupo Dynasoft estará junto a sus clientes y empresas colaboradoras ayudándoles en todos los cambios tecnológicos que requieran para adaptarse al Plan de Circularidad.  


fuentes: www.miteco.gob.es/ www.terraqui.com / diariolaley.laleynext.es