blog

Desde Grupo Dynasoft queremos dar la bienvenida a un nuevo miembro muy especial a nuestra familia. Se trata de una las pocas personas en el mundo que ostentan el título de Microsoft MVP, el Sr. Toni Granell.

Aquí tenéis su presentación y lo que significa ser MVP en sus propias palabras.

 

¿Qué significa ser MVP?

 

La distinción MVP (Most Valuable Professional), es un reconocimiento con el que Microsoft premia a profesionales que dedican de forma altruista parte de su tiempo a compartir conocimientos con lo que denominamos la comunidad, entendida como el conjunto de profesionales del mundo de las TIC, tanto en el lado Cliente como en el lado del Partner o Proveedor, y que obviamente también incluye a estudiantes que aún no forman parte del mercado laboral. Ser MVP es el reconocimiento a una trayectoria y al compromiso con la compartición de conocimientos, con el objetivo de que esta difusión contribuya a facilitar la resolución de problemas o a la prevención para que no ocurran, para ayudar contando experiencias vividas y recomendando las buenas prácticas que hay que seguir a la hora de afrontar proyectos…

 

En éste enlace puedes ver la web de Microsoft en la que tienes a tu disposición toda la información relativa al programa MVP. En mi caso, soy Business Applications MVP, para entendernos MVP de Dynamics 365 aunque eso es demasiado genérico… Hasta hace unos años había categorías más específicas, como CRM, NAV o AX, pero con el rebranding orientado a Dynamics 365 se unificaron. Obviamente sería muy difícil estar “a nivel MVP” en todas las piezas que conforman la Microsoft Business Applications Platform, y en mi caso mis conocimientos están focalizados en lo que hasta hace poco tiempo era CRM, y que actualmente incluye a la Power Platform y a Customer Engagement con todos sus módulos adicionales, como Field Sevice, Project Service Automation, Sales Insight, Customer Insight, Connected Field Services entre otros, ya que llega una nueva oleada que tiene un nexo de unión denominado CDS (Common Data Services). Es complicado estar al día de lo que hay y lo que viene, pero eso forma parte de mi pasión, la cual repercute por supuesto en beneficio de los proyectos en los que intervengo.

 

Las contribuciones a la comunidad se llevan a cabo desde distintos escenarios: organizando eventos, participando como speakers en eventos propios o de terceros, respondiendo en distintos foros a dudas planteadas, escribiendo artículos… Todo con una particularidad determinante, las actuaciones siempre deben ser altruistas, los eventos siempre deben ser gratuitos, y los artículos deben ser difundidos a nivel particular, es decir, no deben ser artículos que, por ejemplo, yo publique en la web o el blog de Dynasoft. El objetivo es separar los temas comerciales de los temas de comunidad, son normas que hay que cumplir, y las considero completamente razonables.

 

Una de las cuestiones, desde mi punto de vista, más relevantes de ser MVP es la cantidad de información a la que tengo acceso, tanto facilitada (bajo NDA, por supuesto) por parte de Microsoft como en los muchísimos foros en los que los más de 2.000 MVP’s de todo el mundo participamos activamente. Si a eso le sumamos la posibilidad de estar en contacto en tiempo real con los equipos de producto el resultado es una posición de ventaja a la hora de planificar las mejores estrategias para componer soluciones. Porque de eso se trata, el paradigma ha cambiado y ahora se plantean soluciones que se componen de distintas piezas (léase productos), de forma que la estrategia de Microsoft empodera a los clientes para poder adoptar la mejor opción, no la única…

 

Parte de mi esfuerzo, que entiendo que ha sido determinante para obtener el reconocimiento como MVP, se ha centrado en difundir las nuevas capacidades de los Power Users o Citizen Developers y cómo este nuevo rol debe formar parte desde el minuto -1 en cualquier proyecto. Y también ser capaz de aterrizar todo esto en escenarios prácticos, porque, aunque seamos capaces de visualizar perfectamente cual es el horizonte en tiempo real es necesario entender que vivimos aquí y ahora, y plantear propuestas tangibles que aporten valor y puedan medirse de forma objetiva.

 

En definitiva, ser MVP no es un objetivo, sino una consecuencia. ¡¡Y para mi es un grandísimo honor!!

 

Toni Granell

Power Platform Team Leader en Grupo Dynasoft

tonil.granell@dynasoftsolutions.es