blog

El mercado hotelero Baleares está en pleno apogeo desde 2013. Sin embargo, este pasado año ha recibido la estadística más espectacular desde los últimos 6 años ya que a recibido, nada más y nada menos, que el 20% del total del capital invertido en España según los datos que recoge CBRE. 

Hasta 47 transacciones de activos hoteleros y un volumen total alcanzado de 967.000.000 €, hacen que Baleares doble casi la cantidad obtenida en 2017. Mallorca está en el punto de mira de los inversores en el archipiélago, pues en esta se ubicaron 32 de las transacciones realizadas gracias a la menor estacionalidad y dependencia aéreas de la isla. Le sigue Ibiza con 11 transacciones y Menorca con tan solo cuatro.

Los protagonistas de la mayor parte de operaciones fueron los porfolios, destacando por la singularidad de sus activos el traspaso de 2 hoteles de 5 estrellas con elevados precios por habitación como son, Hospes Maricel & Spa y Belmond la Residencia.

Los datos son claro ejemplo de una excelente oferta incrementada el año pasado en un 1,7% hasta llegar a las 359.491 plazas abiertas y disponibles en agosto de ese año, que se encuentran repartidas entre un total de 1345 establecimientos.

Por otro lado, los proyectos de nueva construcción así como reformas han descendido un -1,3% con respecto a 2017, al haberse iniciado la construcción de 5 hoteles en 2018 y con la reforma de 148 establecimientos.

Sin embargo, las cadenas hoteleras apuestan por mantener el interés en abrir nuevos establecimientos y ampliar, así cómo renovar, la planta existente gracias a la positividad de la influencia turística. El pasado año la demanda hotelera balear batió records por 4 años consecutivos recibiendo 10,3 millones de viajeros, un 2,3% más con respecto al año anterior, de la cual fueron protagonistas alemanes y británicos por sus pernoctaciones representando conjuntamente un 91,6% de ellas.

Como consecuencia de la disminución comentaba anteriormente en 2018, la ocupación media fue ligeramente inferior en cuanto a un 76,9% de las habitaciones disponibles. Por otro lado esta leve caída apenas afecta a la tarifa media que se sitúa en 104,1 € por habitación ocupada, una cifra que rompe la barrera de los 100 y que representa un 5,5 más que en 2017. Por ende, el ingreso medio por habitación disponible se sitúa un 3,5% por encima del valor de 2017, llegando hasta los 80,1 €.