blog
¿Ya ha llegado la Realidad Virtual al sector turístico? La respuesta es sí, y te vamos a explicar por qué deberías pensar en ella para tu empresa de cara a 2023. Pero antes, comencemos por el principio.

¿Qué es la realidad virtual?
La realidad virtual, o VR, es el uso de la tecnología informática utilizada para crear un entorno simulado que permite ser explorado en 360 grados. A diferencia de las interfaces tradicionales, la realidad virtual coloca al usuario dentro del entorno virtual para brindar una experiencia inmersiva e interactuable.

¿Qué tipos de realidad virtual existen?
En la actualidad hay que diferenciar entre tres tipos: 
-  Realidad virtual no inmersiva: Es un tipo de VR relativa ya que el usuario es plenamente consciente de que está viendo una realidad simulada. Por ejemplo, un videojuego que recrea profundidad.
-  Realidad virtual semi inmersiva: Es una realidad mixta, donde la inmersión es más profunda que en el caso anterior, pero todavía no se da al 100%. Para poderla llevar a cabo se necesitan elementos físicos. Un ejemplo serían las cámaras de simulación de vuelo. 
-  Realidad virtual inmersiva: En este caso se ofrece la máxima experiencia de inmersión. Es necesario un casco (lentes de alta definición + auriculares con dobly sorround) que ocupen el total de la visión del usuario, conectados a un ordenador y con sensores de movimiento. 

¿Cómo se aplica la Realidad Virtual al turismo?
Aunque la mayor parte de la población entiende como Realidad Virtual aquella tecnología de inversión en un entorno virtual por medio de unas complejas gafas, no todas son así. Existen cuatro diferentes tipos de experiencia VR:

VR en Marketing turístico: El objetivo es poder trasladar la experiencia de “estar en el destino” al cliente desde su propia casa. Y cuando hablamos de “estar allí” no necesariamente nos referimos a una playa o al centro de la ciudad, hablamos de experimentar la llegada al hotel, la recepción, el recorrido por las instalaciones del hotel, la amplitud de las habitaciones, así como las maravillosas vistas del hotel. 

Turismo 360 VR: Esta forma de realidad virtual no está basada en modelos recreados por ordenador (como pasaría en los videojuegos), este se basa en imágenes reales. Desde un recorrido en un autobús turístico, hasta una visita a un museo, todo es posible para suscitar el interés por un lugar. 
 




Videos de turismo en VR: La realidad es que no todo el mundo tiene unas gafas de VR en su casa. Para este público se pueden hacer vídeos turísticos que permiten explorar toda una escena libremente mientras se reproduce el vídeo, y sin necesidad de accesorios. Estos vídeos son muy populares en webs y en Redes Sociales pues llaman la atención y atraen una enorme cantidad de tráfico, fácilmente convertibles en reservas o ventas. 

Fotografía turística VR: En este caso se trata de una imagen estática que puede ser explorada 360º. La ventaja es que se pueden ver y disfrutar desde cualquier dispositivo. 

Entonces ¿qué beneficios tiene la realidad virtual en el turismo? 

Los beneficios son variados y de gran impacto:
-              La VR permite a los futuros clientes vivir una experiencia antes de realizar una compra o reserva, lo que provoca un aumento de la confianza en el producto o servicio a adquirir. 
-              Permite que las expectativas del cliente se ajusten a la realidad, evitando así opiniones negativas. 
-              Crea imagen de marca sobre el negocio que tiene implantada la Realidad Virtual. Una imagen de una empresa moderna, que arriesga y que propone una experiencia memorable. 
-              Facilita la atracción de un nicho de mercado muy concreto que puede ser muy interesante para una amplia variedad de empresas del sector turístico. 
-              La Realidad Virtual permite diferenciarse fácilmente de la competencia y poner en valor las ventajas competitivas de la empresa. 
-              Esta experiencia puede ser monetizable. Como, por ejemplo, por medio de publicidad dentro de la experiencia.
-              Y sin olvidar que es un sistema muy respetuoso con el medioambiente porque ayuda a reducir el impacto del turismo en los destinos vulnerables

Es posible que parezca una tecnología compleja y costosa, pero siempre hay opciones que permiten a las empresas iniciarse en el mundo de la realidad virtual. Sin duda una tecnología que en los próximos años irá adquiriendo protagonismo dentro del sector turístico