blog

El cliente turístico ya no es el mismo que hace algunos años y, por supuesto, ya no se comportan de la misma forma. Ahora los turistas tienen una infinidad de herramientas digitales a su disposición para poder buscar, comparar, decidir y comprar o reservar dónde pasarán sus próximas vacaciones. Incluso los mercados turísticos que tradicionalmente reservaban sus vacaciones con meses de antelación, debido a la incertidumbre política y económica, han cambiado esa costumbre. Ahora apuran más hasta tomar la decisión en qué país y en qué fechas harán sus reservas.


Estos cambios de hábitos hacen que las empresas del sector turístico deban estar constantemente actualizando sus recursos digitales, herramientas de gestión y análisis para ser más competitivos y tomar mejores decisiones que se adapten a la cambiante situación actual. 
Por todo ello vamos a ver las cinco claves de una correcta adaptación digital:

1.- Análisis de datos en tiempo real. 
Los antiguos softwares de gestión, si bien proporcionaban datos, estos no estaban completos, no eran reales o cuando se analizaban ya eran datos pasados. Por ello la toma de decisiones de las directivas no eran eficientes, pues no contaban con la información correcta. 
Actualmente existen herramientas que permiten tener la información de manera precisa y de forma instantánea y clara. Microsoft Dynamics 365 Business es una herramienta imprescindible hoy en día ya que permite gestionar la información financiera, obtener las ventas, informes y análisis, así como gestionar las operaciones, la cadena de suministros y proyectos de una empresa desde un solo software. 
Sin duda una solución idónea para todas aquellas empresas que valoren la precisión y la exactitud de los datos para marcar, cambiar o seguir con las estrategias marcadas. 

2.- Experiencia de Usuario, UX y UI, en entorno “mobile”
En la actualidad el 24% de las reservas online se realizan por medio de dispositivos móviles. Este porcentaje es inversamente proporcional a la edad: cuanto más joven más uso hacen de los dispositivos móviles frente, a cada vez, menor uso de los ordenadores. 
Tener tu web o tu plataforma adaptada a estos medios vital, pero especialmente si se pretende poder llegar al usuario de una manera eficiente.  No solo hablamos del modo “responsive”, hablamos de una experiencia diseñada y desarrollada para facilitar el acceso a la información que el usuario demanda. Este proceso debe ser ágil y sencillo, y además facilitar la conversión con un embudo de ventas bien diseñado. 




3.- Automatización e Inteligencia Artificial
Los usuarios cuentan con cientos de opciones a la hora de planificar sus vacaciones, y por ello no perdonan ni fallos, ni demoras a la hora obtener respuestas a sus preguntas, o soluciones a sus problemas. Aunque en muchos procesos deben estar implicados profesionales cualificados, existen decenas de situaciones que pueden ser automatizadas. Esta automatización ofrece mejores tiempos de respuesta que los métodos tradicionales, con costes más reducidos y eficiencia en la carga de tareas de los recursos humanos. Gracias a estos procesos automatizados se puede destinar el personal a procesos concretos que de verdad aportar valor a la experiencia de compra del usuario. 
La IA integrada en el día a día de una empresa turística permite facilitar y mejorar la experiencia turística un escaneo facial que permite personalizar el mensaje de bienvenida, la configuración de la habitación, hasta un sistema de alertas de alérgenos que tiene el huésped. Esta tecnología, que hasta hace poco era ciencia ficción, se está convirtiendo en una realidad y, a su vez, en una necesidad en un sector tan competitivo como el turístico.

4.- Conocer al cliente y crear una marca que dé confianza
Como hemos mencionado, los hábitos de consumo de los turistas han cambiado. Pero también han cambiado la forma en que se comunican entre ellos y con las empresas. Ahora estos clientes, cada vez más adaptados a las nuevas tecnologías, buscan marcas con las que se sientan identificadas en cuanto a valores, estilo o personalidad. 
Contar con herramientas de Big Data permite obtener información clave sobre los gustos y expectativas de nuestros clientes y facilitan que nos adaptemos a ellos y a las tendencias emergentes del mercado.  
Crear una marca que esté alineada con nuestros clientes es fundamental, pero también lo es dar seguridad y confiabilidad puesto todo aquel usuario que, de forma habitual, opera por internet se ha vuelto extremadamente cauto por la creciente actividad de fraudes. Dar las máximas muestras de seguridad, tanto en las herramientas como en las políticas de la propia página es fundamental para que un usuario nos elija a nosotros y no a nuestra competencia. 

5.- Formación en competencias digitales
Nuestra empresa puede estar orientada a un entorno digital, contar con la mejor de las estrategias, y tener las mejores herramientas del mercado, pero si el personal no tiene la correcta formación no podrá colaborar en la consecución de los objetivos marcados. 
Es muy habitual que en las empresas del sector turístico lo primero que se pida a los candidatos es que tengan un dominio de varios idiomas, pero eso en la actualidad se queda corto en la mayoría de los puestos. Un buen dominio de los entornos digitales es fundamental para el desempeño de la mayoría de los actuales puestos de trabajo del sector turístico.