blog


BIMI son las siglas en inglés de Brand Indicators for Message Identification (Indicadores de marca para la identificación de mensajes) y es una norma que asocia el logotipo de una marca con un correo electrónico autenticado. BIMI da a las marcas la oportunidad de reforzar su logo mientras construyen confianza como remitente dentro de los buzones de sus suscriptores.

¿Cómo funciona?

Al igual que otros estándares de autenticación de correo electrónico, BIMI es un registro de texto que se instala en el DNS de tu dominio e incluye la ubicación del logotipo de la marca, una imagen cuadrada .SVG.

Para implementar BIMI, tanto SPF como DKIM deben estar configurados para el dominio de correo electrónico, con DMARC implementado con una política establecida para rechazar o poner en cuarentena los mensajes sospechosos. Esto demuestra a los receptores que usted es proactivo en cuanto a los tipos de correos electrónicos que envía su dominio y que vela por su marca y su reputación como remitente fiable.

Además, deberá seguir las buenas prácticas de entrega y cultivar una lista de suscriptores saludable y comprometida con buenas tasas de apertura de correo electrónico. Sus prácticas determinarán si un receptor decide mostrar su logotipo basado en BIMI, ya que depende del receptor de correo electrónico si su logotipo va a ser mostrado. Para profundizar en lo de la entregabilidad como una preocupación clave para los profesionales del marketing de hoy en día puede leer este artículo del Gerente de Alianzas Estratégicas de dmarcian, Victor Minev.

¿Cómo prepararse para BIMI?

BIMI es relativamente nuevo y todavía no ha sido completamente adoptado; a partir de diciembre de 2019, el único cliente de correo electrónico que lo soporta es Yahoo. Sin embargo, Gmail ha anunciado que probarán esta tecnología en 2020.

Los dos factores importantes para el despliegue de BIMI son tener una política de DMARC (establecida ya sea p=reject p=quarantine) y mantener una buena reputación como remitente (a través de una alta tasa de compromiso con bajo rebote y quejas de spam). Aunque la reputación puede ser subjetiva dependiendo del receptor individual, el hecho de tener las tecnologías de base de la DMARC (SPF y DKIM) en funcionamiento es una muestra que usted se toma en serio la reputación de su dominio y contribuye a construir su reputación como remitente.

Para prepararse para BIMI, asegúrese de haber alcanzado la conformidad con DMARC en p=reject p=quarantine. El protocolo DMARC no sólo es un prerrequisito para BIMI, sino que es un protocolo de seguridad fundamental sobre el que seguirán construyéndose las futuras iniciativas de seguridad de los dominios. Mailkit tiene un excelente inspector BIMI que le permitirá comprobar el estado del progreso de BIMI.

Si necesita ayuda con la implementación de DMARC, póngase en contacto con nosotros para ayudarle a desplegar DMARC de manera eficiente y económica.


bimi_passed